Ir al contenido principal

En desarrollo una pared verde para purificar el aire

Las tendencias actuales de acondicionamiento de espacios interiores incluyen el uso de plantas con el objetivo de que ayuden a mantener fresco el ambiente y que además purifiquen el aire; pero ¿qué tan eficientes son las plantas purificando el aire de un espacio interior?

Pared verde

Contrario a lo que se cree, las plantas de interior no eliminan tan eficientemente los contaminantes del aire por la simple razón de que sus hojas no cumplen adecuadamente con esa función. La parte de las plantas que mejor ayuda a purificar el aire es la rizosfera.

La rizosfera puede limpiar el aire en una proporción 200 veces mayor que las hojas, pero el problema es que al encontrarse en la raíces queda por lo general cubierta y no tiene gran impacto en el aire que respiramos.

Pared verde

En este sentido un grupo de investigadores del Centro para la Ciencia, Arquitectura y Ecología (CASE), están desarrollando una técnica de cultivo para aprovechar los beneficios de la rizosfera, que consiste en una pared de plantas establecidas en un sistema hidropónico, donde las raíces quedan más expuestas.

Según los resultados de las primeras pruebas, con este sistema es posible disminuir en un 80 % los niveles de compuestos orgánicos volátiles y otros contaminantes del aire. Además el ambiente se mantiene fresco, lo que a su vez implica una disminución del 60 % en el consumo de energía eléctrica de un edificio debida al sistema de aire acondicionado.

El sistema desarrollado por estos investigadores aún está en fase de pruebas, y si realmente tiene las capacidades mencionadas sería una excelente solución para el acondicionamiento de espacios interiores como oficinas y otros lugares de trabajo; además claro está que la vista mejoraría mucho con tanta planta.

Visto en Ecoinventos | Imágenes de CASE

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…