Ir al contenido principal

El invernadero lunar, un sueño que pudo cumplirse hace mucho

Emilio Pérez Piñero (1935-1972) nació en Valencia, España; es un personaje que sorpresivamente no aparece en ningún libro de texto y muy poca gente conoce de su existencia. Durante su corta trayectoria como arquitecto, de tan solo 10 años (murió a los 36), la NASA lo consideró como el hombre indicado para construir un invernadero para la Luna.

Emilio Pérez Piñero

La importancia de la obra de Piñero se basó en el desarrollo de estructuras desplegables, que podían ser montadas y desmontadas en poco tiempo, y cuyo transporte se realizaba con facilidad. Actualmente casi la mitad de las obras del arquitecto siguen vigentes, considerándose aún como de vanguardia; pero lo más importante es que el funcionamiento de muchas de ellas aún asombra desde el punto de vista técnico a propios y extraños.

Gracias a sus innumerables éxitos pronto recibió la atención de la NASA, quien por aquellos tiempos se encontraba poniendo a los primeros hombres sobre nuestro satélite, de donde trajeron polvo lunar que después de varias pruebas resultó ser un excelente suelo para las plantas, con una elevada fertilidad; así fue que surgió la idea de construir un invernadero en la Luna.

Invernadero lunar

Gracias a su amigo Félix Candela, también arquitecto y quien estaba difundiendo la obra de Piñero por los Estados Unidos, la NASA le encargo a este último la construcción de una estructura que se abriera cuando el módulo lunar aterrizara; sin embargo, debido a problemas con los servicios de inteligencia estadounidenses las cartas para Piñero tardaron en llegar y cuando este envío su maqueta ya era tarde, pues el proyecto se había cancelado.

Hasta el día de hoy sigue siendo un sueño poder cultivar plantas en la superficie de la Luna, y a pesar de la tecnología existente no se ha podido diseñar ninguna estructura que pueda resistir la intemperie en el clima marciano, para que proteja en su interior formas de vida vegetal.

Actualmente la NASA trabaja en colaboración con algunas universidades, entre las que destaca la Universidad de California, para hacer pruebas lo más realistas posibles sobre el comportamiento de las plantas en ambientes de muy poca gravedad, como lo es la superficie lunar.

Sin embargo, desde Piñero nadie ha propuesto una estructura que pueda albergar cultivos en el espacio, aunque ojalá que pronto llegué un genio del tamaño de este español, quien gozaba de una visión espacial maravillosa, ya que podía construir en su mente estructuras que nadie más comprendía.

Visto en La Opinión de Murcia | Imágenes de Rolu e Infierno Canario

Comentarios

  1. geniial invernaderooooooooooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se hubiese llevado a cabo para ver cual era la idea, pues no logré encontrar una foto de la maqueta.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…