Ir al contenido principal

Descifrado el código genético del plátano

En lo que va del año investigadores han dejado al descubierto el código genético del jitomate y del melón, lo cual ha sido posible gracias a los nuevos avances en materia de ingeniería genética. Pues bien, también este año ha sido el turno del plátano.

Plátano

Para muchos países el plátano malayo (Musa acuminata) es un alimento indispensable, ya sea porque forma parte de su dieta alimenticia básica o porque representa una fuente importante de ingresos. Por esto conocer su secuencia genética es de gran importancia.

Un grupo internacional de científicos ha sido el encargado de realizar este gran avance que supone un paso muy importante para comprender la genética de esta planta, con lo cual se podrá mejorar las variedades existentes, con el fin de hacerlas más productivas o resistentes a plagas y enfermedades.

Plátano

El plátano, al igual que los cereales, es una monocotiledónea, los cuales son los primeros cultivos de esta clase de la que se conoce su genoma completo, según explicó Angélique D'Hont, la responsable principal del proyecto e investigadora del Centro de Cooperación Internacional de la Investigación Agronómica para el Desarrollo (CIRAD), ubicado en Montpellier, Francia.

Los análisis de ADN han revelado que el plátano posee 36,000 genes y ayudará a entender cuestiones evolutivas de dicha planta. Según los investigadores, el linaje del plátano ha experimentado tres episodios de duplicación genómica completos.

Conocer el genoma del plátano permitirá identificar los genes responsables de cuestiones como la calidad de la fruta, resistencia a pesticidas, sabor, olor, características nutricionales, etc., con lo cual se podrán obtener mejores variedades.

Visto en Interempresas | Imágenes de Wikipedia y Comunicación AMC

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…