Ir al contenido principal

Ventajas de la hidroponía.

La hidroponía es un sistema de producción del cual podemos obtener muchas ventajas si es que sabemos implementarlo de la manera correcta. Dentro de los beneficios principales que podemos obtener destacan los siguientes.

Es un opción en condiciones medioambientales limitantes.

La hidroponía se erige como la opción adecuada para cultivar cuando se tienen condiciones restrictivas de suelo y agua, así como condiciones climáticas adversas. En lugares donde el suelo no es adecuado para la agricultura por ser poco productivo o que haya escases del mismo debido a la erosión, la hidroponía es adecuada pues en esta se trabaja en sustratos (o en solución) por lo que el suelo no es indispensable.

De la misma manera en la hidroponía se aprovecha mejor el agua pudiendo llegar a instalar sistemas de riego cerrados, en los cuales se recircula el agua una y otra vez pasando por métodos de purificación. También es un sistema adecuado en lugares donde llueve poco porque es posible controlar la frecuencia y la cantidad de riego con lo cual es poco probable que las plantas lleguen al estrés hídrico.

Puede contribuir a la producción de plantas de elevada calidad.

Debido a que la hidroponía nos ofrece la posibilidad de controlar todos los factores que influyen en el desarrollo de los cultivos, es muy factible obtener productos de calidad superior a los cultivados a campo abierto, en donde los efectos de los factores climáticos sobre las plantas son aleatorios debido a su propia naturaleza, los cuales tienen una alta probablilidad de mermar la calidad de los productos.

La hidroponía representa muchas ventajas respecto al cultivo en campo.

Es un sistema adaptable a distintas condiciones.

La hidroponía es un sistema bastante versátil que puede ser modificado o adaptado a las necesidades de producción que se tengan, pues tanto las características socioeconómicas como las medioambientales implican diversas necesidades tecnológicas. Es por ello que es posible utilizarla desde grandes empresas con niveles elevados de automatización hasta pequeños huertos familiares con iguales posibilidades de éxito.

Se pueden controlar los aspectos de la producción.

Hay muchos aspectos del cultivo que podemos tener bastante controlados si tenemos un sistema hidropónico, la nutrición es uno de ello, porque podemos conocer en cantidades de hasta partes por millón las concentraciones de nutrientes que le estamos aportando a la planta. Otras cuestiones sobre las que podemos ejercer bastante control son el pH y la conductividad eléctrica de la solución nutritiva y de los drenajes.

La densidad de población es otro factor que podemos modificar, aunque es verdad que si aumentamos el número cada planta tiene más competencia también es cierto que a cada una de ellas se le proporciona las condiciones ideales para su crecimiento, por lo que sufren menos estrés por competencia, aunque la distribución de luz si se ve afectada en mayor o menor medida.

Se pueden tener mayores rendimientos que en el cultivo en suelo.

Conjuntando todas las ventajas anteriores se pueden obtener mayores rendimientos por unidad de superficie que en campo abierto, siempre y cuando los cuidados al cultivo sean los adecuados, porque es necesario mencionar que parte del éxito de los sistemas hidropónicos proviene de una adecuada atención a cualquier detalle del cultivo, lo cual significa saber manejar cada inconveniente de manera rápida y efectiva.

Fuente:
Manejo de cultivos hidropónicos bajo invernadero.
Fernando Mendoza Medina (imagen).

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…