Ir al contenido principal

¿Hay sobreproducción de alimentos en México?

Parece contradictorio que en un país donde existen problemas de alimentación también exista sobreproducción de alimentos. Más allá de toda lógica esta es una realidad que hay que enfrentar y un problema que se debe resolver. Si, hay lugares donde las personas no tienen para comer y al mismo tiempo en otro lugar del país se está tirando algún alimento que con tanto esfuerzo fue producido.

desperdicio-alimentos

Si existe la sobreproducción de alimentos

El problema con la agricultura nacional es que está demasiado sectorizada, en parte por los distintos climas que tenemos y en parte porque no se está impulsando la diversificación. Basta con mencionar el caso de la producción de tomate de Sinaloa, que comienza a salir de enero a abril y que inunda el mercado nacional, provocando una caída impresionante de los precios.

También está el caso de la producción de cítricos producidos en los estados del sur, que una vez que sale al mercado provoca una caída de los precios. Y así ocurre con varios productos, que cuando las principales zonas están produciendo los precios son tan bajos que algunos productores que no pueden competir deciden mejor tirar el producto, y cuando no producen hay escasez y los precios se elevan.

Las sobreproducciones de las zonas productoras fomenta la desestabilización de los mercados, al igual que la falta de producción de las mismas zonas debido a plagas, enfermedades o fenómenos naturales, y los que salen perdiendo además de los consumidores son los pequeños y medianos productores que no pueden competir con esa variabilidad de precios.

sobreproduccion-citricos

Como evitar la sobreproducción de alimentos

Hay dos posibles soluciones al problema de la sobreproducción de alimentos en el país. Una es la diversificación de cultivos, que evitaría que una gran cantidad de productores se enfoquen en el mismo producto e inunden los mercados. La otra es mejorar los canales de distribución para poder darle salida a los productos y evitar así que los mercados se saturen.

A decir verdad no se cual de las dos alternativas sea más viable y quizá la solución sea la combinación de ambas. Es complicado motivar a los productores a diversificarse porque estos quieren producir el cultivo de mayor demanda, pero si todos hacen lo mismo llegará un punto en que la oferta supere a la demanda y el precio se caiga para perjuicio de todos.

Lo de mejorar y aumentar los canales de distribución también tiene sus complicaciones. Abrir camino en un nuevo mercado para la venta de un producto requiere de mucho esfuerzo y no todos están dispuestos a hacerlo, además que requiere cierta inversión.

¿Entonces?

Como ves este es un tema excelente para discutir largo y tendido, sobre todo porque se trata de un problema nacional que afecta a todos, por lo que la implementación de una solución debe abarcar a todos también. ¿Tú qué opinas?

Comentarios

  1. ¿Cómo plantear una diversificación de cultivo ante un mercado monoespecífico? En los mercados de abasto, en ocasiones existen productos que son más caros que en los supermercados, y esto simplemente a la diferencia de eslabones en la cadena de comercialización entre el productor y el punto de venta, o sea el famoso coyotaje. ¿Es a un sector de consumo o a un comprador atractivo con mejor precio al que se busca llegar con esta alta producción? Un productor, no vendería a un precio que no salde sus costos de producción con un margen de ganancia, quiza justo. Nuevos canales de distribución, me parece, aumentarían los costos de comercialización, y por tanto el precio al consumidor. Para aportar, le apuesto a un mercado descentralizado, que oferte productos diverso y diferenciado, que evite la competencia y generen valor agregado y atractivo para el consumidor y por tanto se pague un precio atractivo. Y para el caso, sera necesario crear alianzas estratégicas entre productor y el comercializador, que considere salvaguardas económicas que no afecte las partes... ¿opinas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marco.

      Es verdad que al aumentar los canales de distribución se corre el riesgo de que los precios se incrementen, si es que se sigue haciendo como se hace actualmente, sin una regulación en cada punto de la cadena. Es justo esta desregularización lo que permite el coyotaje, que no es más que un acaparamiento de productos en beneficio de muy pocos.

      Si no podemos regular las vías de distribución entonces veo más complicado que se puedan descentralizar los mercados, pues esto requeriría de mayor organización, algo de lo que carecemos en el país. Aunque en lo persona preferiría mucho más esto, pues crearía mayor empleo local y los recursos económicos se reinvertirían en la zona sin que existiera una fuga de capital a los grandes mercados.

      ¿La solución ideal? Una mezcla de ambas cuestiones.

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
    2. Que tal Olmo.

      Ciertamente, como apuntas, es discusión de largo y tendido. Agradezco tu respuesta. Solo por agregar.

      El dilema de la organización es que de fondo no se ha perdido la razón. Dentro de este proceso que hablamos, hay temas centrales como la Soberanía alimentaria, Manejo de recursos fitogenéticos, Desarrollo social, Equidad, etc. Ante su ausencia como elementos estratégicos, la producción, sea en cualquier modo en el que se desarrolle (intensivo, protegido, orgánico), terminara cayendo en los mismos vicios, y la fuga de capital en manos del más hábil postor. Sin ser esto una sentencia, sólo una opinión.

      Saludos y muy bueno tu espacio.

      Eliminar
    3. Gracias por pasarte por aquí Marco.

      Sin duda este es un tema que engloba muchas cosas, las cuales se deben analizar al mismo ritmo, porque como bien dices, si un elemento del sistema falla entonces se vuelve a caer en los viejos vicios, de los cuales por cierto, no hemos logrado salir nunca.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…