Ir al contenido principal

Pequeña unidad acuapónica, Malthus.

Conceptual Devices dice muy claramente “como diseñadores transformamos las ideas en cosas y les damos forma, aunque claramente no podemos solucionar los problemas del mundo, pero podemos crear una narrativa posible acerca de ellas”. Se refieren de esta forma a lo que ellos hacen, y se los comento pues me parece que entender el papel que cada quien juega es necesario para el continuar con el desarrollo.

Ellos diseñan posibles soluciones, y su más reciente creación es Malthus, una unidad acuapónica. De manera breve podemos definir la acuaponía como la producción sustentable de peces y plantas en los que ambos se benefician mutuamente en un mismo sistema de recirculación de agua. Los peces proporcionan los nutrientes a las plantas y estas filtran los desechos de los peces, obteniendo así, productos saludables de alto valor comercial.


La propuesta acuapónica de Concetual devices.

Malthus consiste en un tanque con capacidad para 400 litros de agua, donde cabrán hasta 2 kilogramos de peces, y el agua es bombeada continuamente hacia las 3 camas superiores de plantas. El peso y tamaño del tanque son comparable a los de una bañera, y el ancho equivale a dos refrigeradores pequeños.

Por ahora la empresa planea hacer una producción de solo 100 unidades, así que lo más probable es que dependiendo del nivel de aceptación del producto se haga un análisis sobre si ampliar o no la producción.

De manera personal me parece que el principal problema sería el costo, apartado del que no hacen mención. Suponiendo que sea accesible entonces le auguro un futuro prometedor, pues representa una excelente opción para comenzar a practicar si es que se planea realizar un proyecto de acuaponía de mayor envergadura. Además sería un pasatiempo excelente para separarse un poco de las actividades citadinas que contidianamente nos absorben.

Fuentes:

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…