Ir al contenido principal

El robot agrícola Prospero.

Poco a poco los seres humanos demandaremos mayor cantidad de alimentos, si el aumento poblacional sigue ocurriendo con el ritmo actual estaremos en serios problemas muy pronto, bueno, un par de décadas quizá.

Prospero en campo

Lo cierto es que los suelos agrícolas de calidad se están terminando debido a todos los esfuerzos que se han hecho por maximizar la producción agrícola. Esto ha ocurrido porque hemos tratado al suelo como si fuese homogéneo cuando realmente no es así.

La agricultura de precisión es un concepto relativamente reciente, que implica diferenciar al suelo y aplicar en cada porción de terreno solo los elementos que hagan falta, de manera que la carga de fertilizantes y agroquímicos afecte lo menos posible la estructura y características del suelo.

Prospero es un prototipo robótico que podría en un futuro hacerse cargo de una parcela; bueno, la idea concreta es usar muchos robots semejantes que sean capaces de manejar y cuidar un cultivo. Estos robots se ubicarían en el terreno mediante GPS y se comunicarían entre sí.

Dentro de las capacidades de Prospero se encuentran el poder hacer las cavidades donde se alojarían las semillas, además de fertillizar las plantas y aplicarles agroquímicos... La agricultura del futuro luce prometedora.


Bueno, los debates éticos estarán a la orden del día y tengo por seguro que hay muchos temas que tocar en cuanto a si los robots nos desplazaran de nuestras actividades laborales. Muchos piensan que es demasiado pronto para analizar el asunto, yo creo que el momento justo ha llegado, pues quizá después sea demasiado tarde.

Fuente | Robotikka
Más información | Dorhout

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…