Ir al contenido principal

África y Brasil, contrastes de la producción de alimentos.

Pascal Lamy es el Director General de la Organización Mundial de Comercio (OMC), quien en la última reunión de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ocurrida hace poco días en Ginebra, Suiza, explicó que la distorsión de los mercados alimentarios es debida en gran parte a la concentración de la producción.

Cultivo de avena

Por ejemplo, solo unos pocos países producen el 75% de todo el arroz y la soja que se consume a nivel mundial, lo cual hace que la producción y distribución de alimentos se vea seriamente condicionada por cuestiones de índole política entre países.

Según Lamy, África constituye la clave para satisfacer las necesidades de alimento del mundo para las próximas décadas, ya que es el continente que posee la mayor cantidad de tierra cultivable pero que actualmente tiene la menor producción.

Cultivo de lechuga

A estas alturas el referente a nivel mundial acerca del éxito de la producción local es sin duda Brasil, pues el gigante latinoamericano ha sido capaz de pasar de ser un importador de alimentos a ser uno de los mayores graneros del mundo, todo en tan solo 30 años.

Por el contrario, en el mismo período de tiempo el continente africano ha pasado de ser exportador a importador, lo que implica que el hecho de que África acepte su futuro papel en la producción de alimentos se encuentra bastante lejos de ocurrir.

Creo personalmente que en México deberíamos empezar a copiar el sistema  agroalimentario brasileño que tantos resultados le ha dado a la nación carioca y dejar de lado los modelos europeos y norteamericanos; al fin y al cabo tenemos más en común con Latinoamérica que con otras partes de mundo.

Fuente | 2000 Agro
Imágenes | Fernando Mendoza Medina

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…