Ir al contenido principal

Cultivo en agua (parte 1).

A los sistemas de cultivo en solución nutritiva, de los cuales ya he hablado un poco antes, se les llama cultivo en agua, aunque también reciben otros nombre tales como nutricultura y quimiocultura, estos dos últimos casi no son utilizados.

El principio básico es simple, las raíces se desarrollaran parcial o totalmente en un medio acuoso, denominado solución nutritiva, la cual contiene todos los elementos esenciales para el óptimo desarrollo de las plantas.

Pepinos creciendo en solución nutritiva.

En este tipo de sistemas generalmente se cuenta con un estructura suspendida encima de donde se ubica en agua, esta estructura sirve de sosten para la plantas y para la germinación de las mismas, una vez que las raíces de estás se desarrollan lo suficiente se extenderán hacía la superficie con solución.

Ahora bien, el cultivo en agua presenta diversos problemas técnicos, relacionados con las características nutricionales, la suceptibilidad ambiental y las características físicas de los sistemas, a continuación haré mención de los primeros dos dejando el último para una entrada posterior.

Características nutricionales.

El problema radica en que en este tipo de sistemas la capacidad de amortiguamiento (o buffer) es inexistente, lo que quiere decir que por variaciones muy pequeñas en la concentración de los nutrimentos de la solución, las propiedades de la misma se ven afectadas drásticamente, por ello el cuidado del pH, así como los niveles de fósforo y hierro deben ser meticulosamente controlados.

Susceptibilidad ambiental.

Esta comprobado que las plantas en solución nutritiva son mucho más susceptibles a cambios negativos en el pH que si estuvieran en algún sustrato. Las concentración de fosfatos en la solución nutritiva es uno de los aspectos de mayor cuidado para no afectar a las plantas, pues si dicha concentración es elevada ocurrira la precipitación de elementos que se encuentran en menor concentración, como es el caso del hierro.

En este sentido, el hierro da muchos dolores de cabeza pues es difícil de mantener en estado asimilable en la solución nutritiva, es decir, con una gran facilidad se precipita hacia el fondo y con ello es complicado mantenerlo homogéneamente disuelto en toda la solución.

Lo que se recomienda es su adición frecuente, una o dos veces por semana, en dosis muy pequeñas en torno a 1 ppm (parte por millón), con lo cual se debe asegurar su disponibilidad sin llegar a la toxicidad.

Fuente:
Introducción a la hidroponía.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

[Libro] Los invernaderos y la agricultura protegida en México

Los invernaderos y la agricultura protegida en México es un libro escrito por Aurelio Bastida Tapia, quien desde hace más de 30 años se desempeña como profesor-investigador de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), adscrito al Departamento de Preparatoria Agrícola.

La obra forma parte de la Serie de Publicaciones Agribot, que está a cargo del grupo de investigación con el mismo nombre. El libro consta de 415 páginas y aborda los siguientes temas: La agricultura protegida y los invernaderos.Desarrollo y evolución de los invernaderos en el mundo.La agricultura protegida y los invernaderos en México.Principales regiones con agricultura protegida en México.Los factores ambientales y su influencia en el desarrollo de los cultivos bajo cubiertas.Factores a considerar para establecer empresas de agricultura protegida.Elementos y componentes estructurales de los invernaderos y otras instalaciones para proteger cultivos.Materiales para construcción de invernaderos y otras estructuras para prot…

Pasos para tener un huerto urbano

Comenzar con un huerto urbano no es nada del otro mundo; el verdadero reto está en mantenerlo adecuadamente y no abandonarlo a la primera señal de problemas. Los pasos a seguir para comenzar a producir tus propios alimentos son básicamente los siguientes:

Elegir la ubicación del huerto. Para esto debe tener en consideración que la gran mayoría de hortalizas requieren de cuando menos 6 horas de luz al día, por lo cual en el espacio que elijas debe incidir el sol buena parte del día, de esta manera garantizarás las condiciones ambientales óptimas para su desarrollo.
Una opción en caso de no contar con un espacio bien iluminado durante buena parte del día es instalar iluminación sobre las plantas, a fin de completar las horas de luz que requieren diariamente para su desarrollo; pero tendría que hacer una inversión un poco más elevada.

Seleccione las verduras que quiere cultivar. Es recomendable buscar un poco de información sobre las condiciones óptimas para el desarrollo de cada cultivo, a…

¿Qué son los invernaderos?

Dentro de las estructuras utilizadas en la Horticultura para proteger los cultivos, las más utilizadas son los invernaderos. Generalmente un invernadero se entendía como un sitio acondicionado para abrigar plantas durante el invierno y así protegerlas de las bajas temperaturas que se presentan en tiempos de frío.

En la actualidad dicho concepto de invernadero ha sido rebasado por las circunstancias, puesto que ahora se construyen y utilizan invernaderos en ambientes bastante diferentes para los que fueron concebidos, como el trópico con ambientes bastantes cálidos.
El diseño de un invernadero depende de muchos factores.
Por lo tanto, en el contexto actual un invernadero es definido como una construcción agrícola con una cubierta traslúcida en la cual es posible reproducir o simular las condiciones climáticas más adecuadas para el crecimiento y desarrollo de los cultivos establecidos en su interior con relativa independencia del medio exterior.
Entonces la finalidad principal de un inverna…