Ir al contenido principal

Frutales en climas fríos.

Al momento de plantar frutales hay que tener presente el clima de la región donde se piensa hacerlo, pues las condiciones ambientales deben ser consideradas para realizar la selección de las variedades.

Platanar con un racimo de plátanos

En esta entrada haré especial énfasis en los problemas que pueden tener los frutales en climas fríos, donde se se diferencian tres apartados: frutales en climas fríos con heladas, frutales en heladas en plena floración y frutales con insuficiencia de horas-frío.

Si vives en un clima con heladas frecuentes en otoño, invierno y primavera, entonces debes considerar seriamente plantar solo frutales capaces de resistir semejante castigo, de lo contrario es seguro que no sobrevivan y tu inversión sea en vano.

Árbol de mangos con frutos en desarrollo

Los daños por helada estarán en dependencia de dos factores: la intensidad y duración. No será lo mismo una helada de 2 ºC que una de -10 ºC, y de igual manera los perjuicios serán distintos si la helada dura una hora que si dura ocho horas.

Ahora bien, una cosa es que el frutal sobreviva bien al frío y otra es que a pesar de él siga produciendo fruta de calidad, por lo cual el segundo aspecto a investigar es la época de floración de tu frutal, si esta coincide con el período de heladas mejor descártalo y busca otra opción.

Sin embargo, mientras que para algunas especies las bajas temperaturas son un peligro, para otras son necesarias pues necesitan acumular horas-frío para poder fructificar adecuadamente; por ejemplo, un avellano necesita 1,400 horas-frío al año y si es plantado en una zona donde no se cubran esas horas entonces la brotación será deficiente.

Actualmente se cuenta con los datos de horas-frío que requiere cada especie y variedad para poder desarrollarse de manera adecuada. Si quieres darte una idea de que frutales son adecuados para cada tipo de clima puedes ver esta información.

Fuente | Infojardin

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Pasos para tener un huerto urbano

Comenzar con un huerto urbano no es nada del otro mundo; el verdadero reto está en mantenerlo adecuadamente y no abandonarlo a la primera señal de problemas. Los pasos a seguir para comenzar a producir tus propios alimentos son básicamente los siguientes:

Elegir la ubicación del huerto. Para esto debe tener en consideración que la gran mayoría de hortalizas requieren de cuando menos 6 horas de luz al día, por lo cual en el espacio que elijas debe incidir el sol buena parte del día, de esta manera garantizarás las condiciones ambientales óptimas para su desarrollo.
Una opción en caso de no contar con un espacio bien iluminado durante buena parte del día es instalar iluminación sobre las plantas, a fin de completar las horas de luz que requieren diariamente para su desarrollo; pero tendría que hacer una inversión un poco más elevada.

Seleccione las verduras que quiere cultivar. Es recomendable buscar un poco de información sobre las condiciones óptimas para el desarrollo de cada cultivo, a…

¿Qué son los invernaderos?

Dentro de las estructuras utilizadas en la Horticultura para proteger los cultivos, las más utilizadas son los invernaderos. Generalmente un invernadero se entendía como un sitio acondicionado para abrigar plantas durante el invierno y así protegerlas de las bajas temperaturas que se presentan en tiempos de frío.

En la actualidad dicho concepto de invernadero ha sido rebasado por las circunstancias, puesto que ahora se construyen y utilizan invernaderos en ambientes bastante diferentes para los que fueron concebidos, como el trópico con ambientes bastantes cálidos.
El diseño de un invernadero depende de muchos factores.
Por lo tanto, en el contexto actual un invernadero es definido como una construcción agrícola con una cubierta traslúcida en la cual es posible reproducir o simular las condiciones climáticas más adecuadas para el crecimiento y desarrollo de los cultivos establecidos en su interior con relativa independencia del medio exterior.
Entonces la finalidad principal de un inverna…

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…