Ir al contenido principal

México: mejorar la producción de alimentos (I).

Justo ayer @paulosuna me hizo la siguiente pregunta: ¿Qué crees que le falta a México para dejar de ser un país importador de alimentos?, lo cual me puso a pensar un poco y he decidido escribir sobre las ideas que se me vinieron a la cabeza.

Campo de lechugas

Antes debo aclarar que no puedo responder con precisión a una pregunta semejante, pues hablar de todo un país implica entrar en temas de economía, política, cultura, gobierno y un largo etcétera; por lo que me limitaré a dar una opinión personal que quizá no a todos satisfaga pero siempre queda el espacio de comentarios para ampliar la discusión.

Pienso que los programas sociales pueden ser un detonante de la producción de alimentos si se supieran manejar adecuadamente, lo cual en lo personal implica que la capacitación debe venir incluida en el proyecto, al menos por el primer ciclo productivo.

Cosechando papas

Es aquí cuando pienso que a la vez se podría combatir parte del desempleo que asola al país, pues se podrían utilizar a parte de los recién egresados de las escuelas agronómicas (Chapingo, Narro, Roque, etc.) durante el año que propongo como asesores técnicos encargados de enseñar a los productores.

Para este efecto se les podría dar un pago para sustentar sus necesidades básicas, esto con el fin de obtener experiencia laboral (que tanto exigen las compañías hoy en día) con miras a encontrar posteriormente un trabajo en una empresa o, en su caso, que se familiaricen con el sector productivo y formen asociaciones que brinden asesoría y por que no, sus propias empresas.

También creo que los apoyos no deben ser "a fondo perdido" de ningún modo, no estoy diciendo que los productores tengan que reintegrar el monto solicitado en cierto tiempo, sino más bien que entreguen resultados, por ejemplo que proporcionen fuentes de empleo, no importa si son dos o tres pero que sean estables.

Creo que todos los programas deben exigir esquema de capitalización y ahorro para obligar a los productores a ahorrar y reinvertir, no podríamos hablar de grandes cantidades de capital pero aunque sea una suma mínima es un buen inicio, no lo se, un 10% de las ganancias cuando menos.

Comento lo anterior porque por muy contradictorio que parezca la gente de las comunidades casi no consume verduras ni huevo, productos básicos y relacionados con el campo; aspecto que vi la semana pasada cuando estuve varios días llendo a comunidades. Pienso que esto es porque muchas familias se acostumbraron a recibir dólares de familiares que emigraron.

Para no hacer muy larga la lectura continuaré con mi opinión en uno o dos entradas más, pues mientras voy escribiendo van surgiendo cuestiones que no quiero dejar de lado.

Imágenes | Fernando Mendoza Medina

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La lechuga espacial va siendo una realidad

Existen muchos factores que se tendrán que superar para que en algún momento la humanidad comience a colonizar otros cuerpos celestes, todos ellos de importancia. Pero si tuviéramos que elegir cual aspecto es el más fundamental, sin duda estaríamos hablando de la comida. Para salir de nuestro planeta primero tendremos que asegurarnos de que podemos cultivar alimento en el espacio.
Y esto es justo lo que hicieron los astronautas de la Estación Espacial Internacional hace apenas unos meses. Bueno, no es que hayan obtenido una cosecha impresionante, pero cuando menos ya pudieron probar a que sabe una lechuga cultivada en el espacio, cuya variedad ha sido denominada Ouredgeous, palabra derivada de las palabras rojo y extravagante, en inglés.
La lechuga en cuestión se obtuvo a partir de semillas que llevaban en la Estación 15 meses. El hecho de tenerlas tanto tiempo guardadas allá arriba es para analizar los efectos que la microgravedad tiene sobre las mismas. Fue el astronauta Scott Kelly q…